sábado, 18 de mayo de 2013

Kamakura parcialmente explorada. Tranquilos... Volveré. Chanchanchanchan cha chan (musiquita de terminator)

Hola de nuevo!

Hoy entrada doble también para celebrar que he rebasado el ecuador de mi estancia en Japón y también porque como he estado una semana sin ordenador tengo mucho que contar. A ver, por donde empezamos... Ah si, por el principio XD.

Volviendo al evento con la prensa, el cantante, etc... Voy a colgar algunas fotos más de ese día, como por ejemplo las de la entrevista para la prensa en el campo:


Fotos "posando" para una revista que compraré en cuanto salga a la venta:





Y otra con alguno de los chavales.


Y ahora vamos a poner unas fotos así en general de un par de eventos de captación de la escuela, empezando por el parquecito donde van las mozas a correr y los niños a sus carreras de bicitortas. Me lo pasé bastante bien aunque es todo bastante tedioso porque primero tengo que explicar las cosas en castellano para que luego lo traduzcan y que los niños & entrenadores lo puedan entender todo, además las fotos a las que tengo acceso son con mi cámara y casi siempre las hago yo, así que salgo en pocas fotos. (tengo que intentar recopilar fotos de más gente que me consta que las hacen).

Fotos generales










Tras terminar el evento, como resulta que era el día del niño, nos traen un "aperitivo" que a lo mejor debería ir en la nueva sección de "sabores nipones", pero como ya os he hablado de él alguna vez he preferido dejarlo por aquí. Primero lo ilustro y después lo explico:


¿Recordáis aquellas bolitas de fritanga con una cosa morada dentro que compré en el barrio chino y que tenían un sabor indescriptiblemente asqueroso?, pues es lo mismo pero en otro formato, esta vez envuelto en una hojita de árbol y perfectamente precintado para su deguste inmediato (al que le guste claro) porque si no te gusta en ese caso sería su "denoguste" inmediato. Creo que no hacen falta más comentarios, basta decir que fui un tío muy educado y me lo comí sin rechistar.

También os traigo una curiosidad nipona del día del niño, los koinodori (suena así, no se como demonios se escribe ahora mismo):


Son unas cometas con forma de carpa, que se cuelgan de todas partes para que el viento las menee. La tradición dice que las carpas son peces que pueden sobrevivir en cualquier circunstancia, esté el agua limpia o llena de mierda a raudales y es por ello que son peces muy duros, son los gansta de los peces. Estos peces remontan los ríos a contracorriente y cuando encuentran una cascada suben por ella con gran esfuerzo y se convierten en dragones una vez alcanzado su objetivo de "escalar" la cascada.

A los niños se les dice que deben ser como carpas, trabajar duro, adaptarse a cualquier circunstancia y ser constantes porque así algún día serán dragones. Muy chulo, a mi libreta mental.

Para terminar con los eventos colgaré la única foto de nuestra visita al colegio del Mambo FC


El equipo del gran Julian Ross!!!


Bueno, ¿ya basta de fútbol no?, que en el título de la entrada por noseque de Kamakura así que voy a ir un poco al grano (tengo que enrollarme mucho porque así la entrada además de doble es larga, como a vosotros os gusta. Y como no se cuando podré escribir la próxima así os quejáis menos XD).

Hoy, después de varias infructuosas tentativas, he decido atarme bien las zapas, calzarme unos pantalones veraniegos porque apretaba el sol ya bien tempranito por la mañana y lanzarme a conocer Kamakura. Y con esas llegamos a la estación, me bajo el tren y... un momento, esta no es!! Trucutruuu que me he equivocaaaaaao... Es igual, vamos a ver que hay por aquí.



Mientras paseo por el lugar voy pensando que la he liado porque escuché en la megafonía del tren que era Kamakura, pero era Kita-Kamakura que está justo antes... Bueno no importa, veo que se ha bajado mucha gente, llego al primer mapa de situación y descubro que está petado de templos, pues tampoco me ha venido tan mal XD. Vamos a por el primero después de pasar la vía del tren por un sitio con muchísimas medidas de seguridad


Impeluznado completamente por lo que ven mis ojos llego al primer templo Zen, se que es zen porque la puerta está en el centro, con unas escaleras muy dezentes, la señora de la entrada cuando pago me dice zenkiu, la campana suena zeeennn, zeeennnn y además me cruzo con un monje muy zen-pático


El templo de Engaku-ji.



La siguiente sorpresa es que puedo pagar la entrada con la tarjeta del tren.. toma ya que flipe


En la misma entrada, donde se comprar los souvernirs, libritos religiosos, etc.. Hay un señor muy japonés escribiendo a la vieja usanza con su pincel y todo.. Si va a ser que en Japón también hay chupapinceles, lo mismo se está preparando para el Golden Demon Japonés


En esto que veo una cosa tan chachi que le hago una foto... Y después le pido a una señora muy japonesa que porfarol me haga una a mi para salir con esa cosa tan chula. Menos mal que la imagen que tenemos de los japoneses es que son personas pegadas a una cámara de fotos.... No comment, al menos me hizo la foto. Muy agradecido señora japonesa (va sin segundas, es agradecimiento puro y verdadero)



Unas fotos más de los primeros edificios que vas encontrando en el templo de Engaku-ji



Y llegamos al primer lugar de rezo... Primero obsevo



y después reproduzco, vamos a rezar un poco (aquí podéis incluir al dios que os apetezca, unos adoraréis a R'hllor, otros a los 7, a Khorne, Tzeentch, al Omnisiah, etc...). Recordad que hay que guardar mucho las apariencias en este país, así que hay que tirar las monedas con mucho estrépito para que parezca que estas tirando mucho dinerito.


Y hasta ahora no ha sido demasiado zen que digamos ¿no?, ¿donde están esos jardines?, ¿y los estanques, los arbolitos, etc...? . Pues aquí:














Así entre foto y foto, algunas tiradas por japoneses, otras son autofotos con el temporizador, etc.. Vi algo que me gustó, la mezcla entre lo nuevo y lo viejo, lo moderno y lo tradicional, muy espiritual todo (Zen is in the aaaaair, everywere ai luk arraaaaauunnn). La foto es una hez... pero mola la idea, algún día aprenderé a hacer mejor las fotos.


Después del ataque de espiritualidad, encuentro una superescalera que seguro que lleva a las salas de entrenamiento de Kaito y aunque no tengo habichuelas mágicas voy a ver si Kaito me admite.




Ya estamos llegando... Kaito que vooooy


Total que llego arriba, Kaito me espera


y un maldito campanario, eso si, con la campana muy gorda


Y un bareto para tomar un piscolabis muy japonés... Bueno, al menos una pareja de japoneses de unos 50 añetes me hizo la foto con la campana.


Y además pude disfrutar de una buena panorámica de esta parte de Kamakura... Todo muy bucólico.


Bajamos por la escalera del templo de Kaito y vamos a por el siguiente templo, Meigetsu-in.


Este si que es zen, zen. Tiene sus jardines zen con sus piedrecitas, sus habitaciones zen, los puentes que tanto le gustan a la turbogrina, etc...













Y hasta un bosquecillo de bambú, con sus estatuillas...




Otro puentecito más


Después vi algún que otro templo más, con sus fotos y tal... Un día muy completito, el resto de templos que vi de camino a donde quería ir en un principio me los reservaré para otro día, porque aun tengo un par de anécdotas más que contar y esto está siendo ya demasiado largo de escribir y seguro también de leer. Como por ejemplo, ya que estaba filosofando me puse a pensar como estaba antes de los 30


Y justo después de pasarlos XD


A medio camino hacia la estación del tren encuentro varias cosas típicas. Una chica con el kimono y todos los achiperres


Un carricoche llevado con un buen par de hue... Porque seguro que lleva todo el día tirando del carro.


Una tienda de telas para Ta, he entrado a verlas y me miraban raro... Será que es cosa de chicas lo de las telas, ¿y si me quiero hacer un chandal nuevo como el de España en las olimpiadas de Londres?


Una tienda muy rural con las verduras a pie de calle


Y la estrella del día... El puestecito de tayakis!! (rectificación, no se llaman makis, me he enterado hoy XD). Brutales... riquísimos, sobretodo si el dependiente es casi tan friki como tu XD



Son unas "galletas" con forma de pez, tienen textura y sabor de crep y están rellenos de crema de chocolate, café con leche, queso, naranja, etc.... Buenísimo!! Más cositas para la sección de sabores nipones ;-)




Para terminar hoy os dejo con un aperitivo de lo que me queda por visitar de Kamakura y me despido hasta la próxima entrada!!









Besos y abrazos!!

2 comentarios:

  1. Puta envidia asquerosa me estas dando... Grrrrr

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja, yo también te quiero mucho Jaime!

    ResponderEliminar